Punt Mobles

SINGLE DESIGNER

José Martínez-Medina

Empezó a trabajar en el taller familiar de Valencia (España) a los 14 años, compartiendo el trabajo con las clases nocturnas de dibujo en la Escuela de Bellas Artes. A los 15 años diseñó su primera línea de mobiliario de inspiración Deco. A este hecho cabría unir su capacidad de observación y análisis de la transformación que se producía en el diseño de mobiliario y de los proyectos de interiorismo que se daban por todo el mundo, lo que le irá permitiendo ya en los años 50 tener un criterio y una sensibilidad propia, y a la vez un método proyectivo. Durante unos treinta años compartió negocio junto a sus hermanos Juan y Vicente, siendo uno de sus momentos más álgidos de la marca Martinez-Medina y destacando en todo momento como el alma creativa del negocio. A principios de los 80 decidió continuar la actividad en solitario conciliando estrategia y manteniendo esa capacidad creativa anterior, que le permite relacionarse con figuras del diseño internacional. En su faceta de diseñador, iba más rápido que las propias necesidades del mercado, realizando unos diseños que acababan produciéndose y eran prácticamente atemporales: librería M66 y sillón Soria (1966), el sillón Oikos y la línea Cáceres (1967), las sillas Lloyd y Fórmula (1970), o el programa MT (también de 1970), por citar algunos.